domingo, 27 de abril de 2014

El avance educativo reciente de Nogales

Gral. Anselmo Macías Valenzuela
El avance educativo de Nogales es relativamente reciente. Además, tuvo un desarrollo muy particular, dictado obviamente por el desenvolvimiento de la economía local, que merece que bosqueje rápidamente.

Poco después de que concluyera la etapa bélica revolucionaria, en septiembre de 1930 era inaugurada la escuela secundaria federal local, la primera de su tipo abierta afuera de la ciudad de México, aunque como es natural, la necesidad de lograr un nivel más elevado educativo nogalense no dejó de expresarse ya desde entonces, aunque siempre ligada, como era natural, al desarrollo económico local y al educativo.

Es decir, ya desde entonces se manifestaban las dudas sobre: ¿de qué iban a vivir los nogalenses del futuro? ¿Cuál sería la orientación socioeconómica de esta frontera en años por venir? Por ejemplo, esa duda fue hecha pública en 1938, cuando vistó Nogales el Gral. Anselmo Macías durante su campaña a la gubernatura del Estado, ya que entre las peticiones de los nogalenses mereció un lugar especial la de un ciudadano local que, abiertamente, le pidió “establecer en Nogales una Escuela Industrial porque no todos podemos ser contrabandistas.”

Pasaron los años, que fueron años de constante lucha y de expresión de dudas hacia dónde se dirigiría la economía local, y mientras que los maestros de la escuela secundaria federal local nogalense se inclinaron por promover  el funcionamiento y preservación de una escuela preparatoria por colaboración, por otro lado no fue sino hasta después del inicio del proceso de industrialización fronterizo, cuando en 1975 también iniciaba operaciones el Instituto Tecnológico local. Así, parecería  que la orientación educativa de esta población fronteriza se encaminaba por el campo de la tecnología.

Sin embargo, más recientemente ha habido cambios más profundos en la estructura social asociados a una diversificación de la economía local. Así surgieron otras instituciones de educación superior como la Universidad de Sonora y otras más cuyos nombres no mencionaré para no caer en el error de omitir alguna. Todas ellas han ido incrementando la oferta local educativa. Sin embargo, esta situación no no ofrece todo el panorama, ya que también los censos que realiza INEGI cada diez años, están empezando a reconocer que existe una tendencia local reciente a alcanzar un promedio de mayores edades por parte de los nogalenses, a la par que los niveles educativos de la sociedad local también acusan cambios estructurales. Veámoslos, aunque hay que explicar que no existe información homogénea entre los datos presentados para los distintos censos y por lo tanto es difícil encontrar tendencias.

Por ejemplo, y en relación con educación básica, según el censo del 2010, apenas el 4.7% de los nogalenses con edades entre 6 y 11 años no asistían a la escuela (de donde se presume que el resto, o sea el 95.3% sí lo hacía),


Además, y relacionado ahora con la educación secundaria, el 74.1% de aquellos habitantes locales que se encontraban entre los 15 y 17 años asistían regularmente a la escuela, que se presume sería la secundaria.

Y si vemos que tan sólo una década antes esta proporción era de apenas 59.2%, como se ve en la gráfica de la derecha, notamos de inmediato lo dramático de esta tendencia a lograr un mayor nivel educativo local.

Otro de los cambios significativos de la conformación social de Nogales radica en la disminución proporcional de personas que hubieran cursado o reconocieran carreras técnicas, no licenciaturas sino meramente técnicos en alguna disciplina; así, mientras que según el censo del 2000, el 4.1% de la población nogalense de 14 años y más había estudiado una carrera técnica o equivalente, para el 2010 esta proporción había disminuido más del doble, al 1.9% del total. Es decir, durante esta última década ocurrió un enorme decaimiento en estos estudios también como manifestación de esta tendencia a alcanzar mayores niveles educativos locales.

Por otro lado, esta última tendencia, la de aquellos que tuvieran estudios con grado de licenciatura, la reencontramos en el universo de los mayores a 25 años de edad que habían terminado estudios profesionales que, según el censo del 2000 constituían el 4.8% del total poblacional, mientras que el 2010 fueron ya casi el doble, el 8.4% del total.

Pero ésto no es todo, de entre éstos, o sea los mayores de 25 años, para el 2000, el 4.1% y el 0.47% del total poblacional habían terminado estudios de licenciatura y maestría respectivamente; mientras que para el 2010 los porcentajes equivalentes eran  del 7.3% y 1.1%, obviamente asociada esta última tendencia a una consecuente disminución de aquellos que no habían alcanzado estudios profesionales.

Todo lo anterior nos indica que durante esos últimos años hubo un gran crecimiento en esta categoría.

Hay que agregar, sin embargo, que de esta población de mayores de 25 años de edad con grados de licenciatura, la gran mayoría o el 30.2% según el censo del 2010, tiene grado de licenciatura en administración de empresas,  a la que  le sigue Ingeniería en sus  múltiples dimensiones, con cerca del 25%. De lo anterior obtenemos de inmediato dos tendencias importantísimas. En primer lugar, que la estructura académica local se encuentra relacionada principalmente con la industria local.Y en segundo, que es un mito que los jóvenes actuales (al menos los nogalenses), rehuyan cursar estudios en disciplinas científicas.

Sin embargo, también para este año ya pintan, como se dice coloquialmente, aquellos que tienen estudios de disciplinas sociales, con poco más del 9%, aunque obviamente aún no fueron formados localmente al no existir aún esta oferta de estudios para cuando se realizó el censo,  a lo que debemos agregar que, por otro lado, su existencia misma nos indica la creciente demanda local de este tipo de disciplinas no técnicas.

De todo lo anterior es que será digno de analizar, para el próximo censo, cómo se comporten estas disciplinas que no son técnicas, entre las que podría adelantar que la gastronomía, por ejemplo, es importantísima como factor de reestructuración económica y educativa local, al ir recuperando gradualmente Nogales su vocación turística, y contribuir de esta manera a, o tal vez siendo impulsada por la creciente diversificación de la economía local.

1 comentario:

  1. Sus articulos son muy interesantes, veo que este blog ya tiene tiempo olvidado, espero vuelva a retomar este proyecto, saludos.

    ResponderEliminar